Quiero desearte el bien


Solitario

Quiero desearte el bien,
No sé y no importa dónde estás y si ya no te llegan mis cartas
Quiero desearte el bien que nos hemos enseñado.

Deséame tú el mal,
Porque las entrañas de la tierra, se corrompen todos los días y yo no sé cómo,
Cómo parar el daño que le hacemos y que nos permitimos hacer,
Por qué no conozco como tú el daño de vivir estando a medias,
Aunque tu espíritu gritara más que tu cuerpo
Y alcanzaras a amarme por una razón que no conozco,
Tú me conoces y por eso no quiero que te vayas,
No quiero que te hayas ido,
No quiero que yo me haya tenido que ir también.

Nos faltaba tanto,
Nos faltaba cosechar,
Nos faltaba levantarnos juntos en un amanecer serrano,
Acostarnos con el calor del puerto,
Celebrarnos con todos nuestros recursos,
Estar más cubiertos por el trayecto, que separados por él.

Pero ahora camina, caminas y caminas
En todas estas mentes que has enseñado andar,
Debes estar corriendo, ahora te imagino,
Recogiendo los pasos que no diste y las cruces que pusiste sobre el agua.

Debes estar cerca aunque yo no sepa dónde,
De mí, de nuestros parlamentos cantados,
De nuestra complicidad beligerante,
De nuestra seguridad de que íbamos a ser libres
Y de que íbamos a estar juntos.

Quiero que no te hayas ido
Y quiero no irme tampoco,
Me falta tanto,
Me falta coronar a todos los que esperaban de mí que les diera una patria,
Me falta estar presente para ver cómo se despiertan nuestros pueblos,
Me falta asesinar esa distancia que nos separaba,
Quemar los puentes, devolverte las cartas
Preguntarte cómo es el lugar desde donde ahora no me escribes, pero sé que escribes,
Me falta contestar que sí, te doy un beso, te doy un país, te doy la vida,
La que sigo teniendo en todo lo que tocamos, la nuestra,
Que está empezando a resucitar.

Quiero desearte el bien,
Quiero mostrarte cosas que ahora sé y que no sabía,
Quiero que conozcas a otra Nela,
La nueva, la que nos despierta,
La amarías tanto como la amamos todos,
Es un lugar donde puse pedazos de todo lo que creí que era puro y exacto.
Nos creíamos invencibles y te voy a decir en secreto lo invencible que somos,
Míranos aquí, sin ser estamos, sin estar vivimos,
Setenta años después, Joaquín, en las palabras,
Más fuertes que nosotros y que todo.

Por eso despierta y despertemos,
Porque aún existen guandos y gente sin voz,
Porque aún no es nuestra toda la patria,
Salgamos de dentro de las entrañas de estas cartas, y vamos a ver la montaña y el puerto,
El arado y el mar,
La tierra y el agua,
Con tus nuevas piernas y mis nuevas alas.

Patricia Yépez R. [Poeta Ecuatoriana]

Posted in Sin categoría

3 thoughts on “Quiero desearte el bien

  1. PRECIOSO POEMA SI NO SE ENFADA Y ROMPE
    SI QUEMA LOS PUENTES NO HAY COMUNICACIÓN, ELLOS SON EL SÍMBOLO DEL ACERCAMIENTO Y DE ESTABLECER LAZOS.

    NO SOY EXPERTA EN POESIA, TENGO UNA GRAN LAGUNA QUE ME GUSTARIA VENCER

    UN ABRAZO A TODO EL MUNDO Y UN LARGUÍSIMO PUENTE

    HÉKATE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.