Luna, dile…

Sin saber que eras aquella que un día yo admiré.
Eres la misma que ahora me envuelve
en un misterio que no sé descifrar.
Redonda, desnuda, en medio del firmamento estás.
Te veo pasar frente a mí tan lejana e inalcanzable.

Eres un dilema,
has sucumbido en mi historia de luz y amor.
Te posas por las noches
coqueta sobre el cristal de su ventana.
¡Eres tan hermosa!
que con tu brillo alumbras su desnudez.
Y yo desde aquí envidio
la forma que te acercas coqueta y traviesa a él.

Te espero en la madrugada
y sé que vienes impregnada del perfume de su piel.
Mujer astral de rostro enigmático soñado,
dime, ¿cómo es él?
Tú que te consagras en la retina de sus ojos,
dime, ¿cómo puedo ganarme su amor?
Hoy, en esta noche,
quiero confesarte que ¡lo Quiero! …¡lo Amo!

Y voy llegando y subiendo
como una enredadera a sus sentimientos.
Soy como una mariposa
volando y posándome sobre su alma.
Luna, cuéntale y dile
que quiero dibujarme en sus verdes ojos.
Quiero llegar un día y ser parte de ese paisaje
que sólo tú puedes mirar.

Luna clara, luna mágica, luna de blanco satén.
Abrázalo con tus rayos, besa su boca
y deja tatuado mi nombre en sus labios.

Dile que quisiera ser paloma.
Y el cielo volar para estar junto a él.
Luna, dile que en mi interior hay una lucha constante.

Tu misión es iluminar el mundo.
Eres la misma aquí y allá.
Tú que eres inmaculada, única , hermosa.
Dile que acepte esta bella historia de amor.

Posted in Sin categoría

One thought on “Luna, dile…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.