La Noche Arcana (Cap. IV)

Nota:

– Por fin la última parte del cuento, es algo amplio, pero espero que les haya gustado. Es la primera vez que escribo algo así.

– Nuevamente la recomendación: dar clic a la música, dejen cargando y cuando esté listo, pongan play y ahí si lean el cuento.

(Sino escucha la canción den click aquí)

Luego de esa falacia, en efecto, el celador estaba completamente cansado y anestesiado, tal y como le sucedía en sus noches de borrachera. Daphne desesperadamente tomó el cuchillo y sus cosas, incluida su cámara fotográfica, se vistió rápidamente, ató al celador con las mismas cuerdas a las cuales estuvo atada. Forzó la puerta, pero ésta no abría, apenas se podía ver lo que había a su alrededor. Ella desesperada por salir, buscó otro medio para poder escapar. A lo lejos logró ver una pequeña luz saliendo de lo que parecía ser una ventana, tomó la silla donde estuvo atada y la estrelló contra la ventana. El ruido alertó aún más al celador. Cuando menos se lo esperaba, él estaba de pie, furioso pero débil.

¡TE DIJE QUE NO INTENTARAS ESCAPAR O TE MATARÍA! – gritó el celador mientras se ponía de pie.

Daphne devolvió una mirada temerosa al celador, quien apenas podía levantarse e intentaba quitarse las ataduras. Por lo pronto ella con la respiración agitada, atravesó la ventana y salió de aquel espantoso lugar. El miedo la obligó a correr lo más rápido posible sin saber hacia donde dirigirse. Sólo quería alejarse de aquel macabro lugar. Atravesó enormes árboles, la luz de la luna se dejaba traspasar entre las ramas y hojas; Daphne seguía corriendo hasta que llegó a un patio inmenso lleno de lápidas. Casi sin poder respirar se detuvo y volteó a todas partes. No sabía dónde estaba, ni a dónde ir. Siguió corriendo en otra dirección pidiendo a gritos ayuda, con la esperanza de ser escuchada. En eso a lo lejos se oía: – ¿Alguien anda allí? – Una voz extraña gritó – ¡Sí, por favor! ¡AYUDA! – Gritó Daphne, sin saber de dónde provenía aquella voz. – ¡Quédese donde está, intentaré buscarla! – respondió aquel hombre.

Daphne divisó una luz proveniente de una pequeña lámpara la cual daba contra sus ojos y no la dejaba ver. Muy asustada le dijo a aquel hombre que tuviera cuidado, porque un hombre intentaba matarla y estaba segura que en cualquier momento aparecería.

– “Y no te equivocas” – dijo aquel hombre, quien resultó ser que el celador.

Daphne, casi perpleja del susto corrió nuevamente, aunque no muy lejos desgraciadamente tropezó con la raíz de un árbol. Mientras trataba de ponerse de pie, el celador la atrapó por el cuello y la estrelló contra el árbol tratando de ahorcarla. Daphne llorando le imploraba que la dejara ir. Trató de zafarse de aquel monstruo, sin embargo sentía como ligeramente se iba debilitando y sus ojos se cerraban.

Sigilosamente ella sacó el cuchillo de su bolso, trató de apuñalarlo pero el celador no se dejó. Hubo un forcejeo entre ambos. Daphne apenas pudo clavarle el cuchillo en el brazo, pero aquel monstruo no la soltaba. La lucha los llevó hasta la ribera de un río caudaloso cerca del cementerio. El celador logró quitarle el cuchillo… Daphne corría y justo cuando el celador iba a apuñalarle  por la espalda, una sombra gigante de un lobo blanco se botó encima del celador hasta desfigurarle completamente la cara. Pedazos de piel eran devorados por el lobo.

La noche y el posterior silencio ocultaban todo lo sucedido. La luna alumbraba hacia un cuerpo casi inmóvil que estaba cerca al río. Un rostro desfigurado de un hombre vengativo levantaba su débil cuerpo en la oscuridad.

Ir a: La noche Arcana Cap. I

Natalia Cartolini

15 thoughts on “La Noche Arcana (Cap. IV)

  1. Definitivamente tendre que juntar todo y leerlo de un solo golpe…Porque si, esta muy muy padre, gracias por brindarnos estas lineas y emociones =)

  2. He segido la historia y me gustó mucho…Yo tengo ya la 5ta entrega de mi historia (perdón la ausecncia de mi página pero no había tiempo)… espero q la leas y me digas q te parece

  3. Humm… le pusiste bastante entusiasmo a tu historia. Tienes mucho carisma, Nati, ¡felicitaciones!Título… ehm… ole, pero, ¿por qué el tal Dawson no ayudó a las pobrecitas otras que decapitó el celador? ¿ah, ah? o peor, condenado lobo, apenas vino al rescate cuando a la pobre Daphne ya se la habían pasado por la galleta… bueh, cosas de la ficción 😛

  4. Que bien Natalia Wolf.Fue un final muy tuyo… leela nuevamente y tendrás el nombre. Decían por ahí que cada vez que lees lo propio siempre corriges, eso es bueno. JAJAJA yo lo hago a diario. «la bendita busca de la perfección»Natalia Wolf te dejo un beso.

  5. Wouuuuuuuuuuuuuuuu O.O que guauuuuuuuMe gustó, es terrorífico pero muy chévereeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeTe felicitooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooTe cuidasssMegumi

  6. Naty. Solo tengo palabras de felicitaciones para ti. De corazon. Que sincornia mas tesa la que lograste. Que manejo de la musica. De las palabras. Que reflejo del subcocniete coelctivo que hiciste. Te felicito Sos grande mina. Tanto que me busque la cancion del final y sencillamente toque mi cielo oscuro con ella. En mi soledad. BEsoso y un abrazo de este angel que hoy y desde hace muccho te escribe. El angel que siempre esta solo en la oscuridad.Besoooos

  7. Oiga pero que bacan esta esto del cuento, me parece super super super super … bonito xD. no pues, de verdad. acompañado de musica, mas la imaginacion todo se vuelve alucinante. Aparte, me estoy bajando ya todas esas pistas, demasiado bueno para ser creible mujer, felicitaciones, yo la seguire leyendo y a mi blog usted estara linkieada (yooo soy quien deberia de haberlo hecho, desde hace muhco mucho), sera un honor tenerla.Saludos, AUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUU.PD: La extraño, ya casi nunca la veo, la encuentro o algo U_U.

  8. <> Enmar <> Muchas gracias, me alegra saber que lo hayas leído y estuviste pendiente hasta el último capítulo.<> Bose <> Ya me contarás cuando lo leas entonces, y me das tu opinión, que serñá importante para mi =)<> Jose <> gracias por tu aporte con el título, aún no me decido por cuál =)<> Ursus Andinus <> que bueno que apareciste, como tu tambien escribes historias me parece importante tu opinión. Y claro que sí me iré a leer la otra parte de tu historia. ¡Gracias! =)<> Lou Goubreé <> jajaja, así es, todo fue parte de la historia, ni modo. Gracias por leer mi cuentito =) Besos<> Miguel <> en eso tienes razón, la leeré de nuevo, veremos que sucede. Obviamente este material está en bruto así que necesito pulirlo más.<> Megimi-san <> gracias por leer también y por tu ayuda con el título, de verdad que valoro mucho sus opiniones. Si, si, chica, mucho anime, eh. jajaja.<> Mateo <> no sabes cuánto me alegran tus palabras, me alegra que te gustara la combinación de la música con el cuento, eso también fue parte de mi inspiración, siempre escribo con música. No sé si sería lo mismo escribir sin música porque me hace percibir emociones. Un beso para ti y gracias nuevamente =)<> Theodorus <> siempre es bueno recibirte por acá, asi que también te gustaron las canciones, eh. Sino consigues alguna, nada más dime y te lo mando con mucho gusto. Gracias por tu opinión. Un abrazo de loba con cariño de tu «amiguita» 😉 superpoderosa, jajaja. A ver que dia nos hablamos, no te me pierdas, eh! Besos.<> Yeru$h@ <> muchas gracias 😉<> Ernesto Schutz <> Es bueno leer eso, gracias =)

  9. Casi me sacas una lágrima con ese final un tanto sorprendente. Me gusto el giro que le diste a la historia de terror a la historia de un antiguo «amor»…mis felicitaciones ;)SALUDOS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.