Hoy estás vivo, mañana quién sabe

*Aclaro, esto sólo es una horrible pesadillaEra un viernes por la noche, mis amigas y amigos me llaman a mi celular para salir a una fiesta o sólo charlar. Yo no soy de salir mucho a esas cosas, y de noche pues peor, pero accedí a la invitación, me dije: ¿por qué no? Ni salgo mucho de casa y servirá para distraerme.Como siempre en grupito somos un desastre, íbamos la loca de la Griselda, la coqueta de Anabel, la inteligente de Vlabir, el extraño de Alejandro y la lunática Natalia.Alejandro pasó a recogernos a todas en su auto, y yo aún nada segura de querer ir, pues de todos, sólo Alejandro sabía manejar, y tenía fama de beber mucho en las fiestas o en compañía. Luego todas en el auto nos dirigimos hasta un bar y cómo era de esperarse todos se pusieron hasta donde no deben con tanto alcohol, excepto Vlabir y yo, que no somos muy a esas cosas de beber. Sólo reímos y reímos con las locuras de los demás y participando contando nuestras anécdotas para pasar el rato.

Yo estaba moleste y moleste a Alejandro para que no bebiera mucho, pues era el único que nos llevaría a casa, pero mis ruegos no sirvieron para nada y tampoco me preocupé en ese momento.

Cuando ya era momento de irnos, me preocupe y me maldije, por no haber aprendido a manejar, pues con más seguridad los hubiera llevado a todos en el auto. Pero el valiente de Alejandro dijo: Yo puedo manejar bien, así como estoy, pues no tengo nada. Suban.

Les pedí a las chicas que se pusieran el cinturón de seguridad, muy tercamente no querían y sólo se reían, supongo que era efecto del alcohol. Afortunadamente Vlabir me ayudó a controlarlas un poco y yo con mucho pero mucho miedo, ya abrochándome el cinturón de seguridad, le dije a Alejandro que ya nos fueramos, pero que manejara con mucha precaución.

Cobardemente las hubiera dejado ahí que se fueran solas y yo me iría en un taxi, pero no, sentí que debíamos dejarlas a cada quien en su casa, por lo menos así me sentiría más tranquila. Alejandro iba manejando como competidor de carreras y peleando con quien se pusiera en frente de su auto; muchas veces le dije y recuerdo perfectamente esto: Cuidado con las personas vestidas de negro que en la oscuridad no se ven muy bien.

De pronto, sólo pude gritar nuevamente: ¡Cuidadooo! Efectivamente era una persona, creo yo, vestido de color negro, Alejandro trató de esquivarlo, pero no pudo y dentro de una calle oscura con las luces muy ténues, se estrelló muy fuertemente contra un árbol. En ese instante mi mente se puso en blanco y desperté, me sentí un poco atontada, y escuchaba los parabrisas del auto activadas por el golpe, no podía ver bien lo que pasaba, pues la luz del alumbrado público no llegaba y sólo la luz de la luna apenas me dejaba ver. Tenía mi ropa manchada de sangre, pero yo estaba bien, sólo un golpe en la cabeza; una sombra cerca de mí, me dejó entrever que alguna de mis amigas estaba consciente, era Vlabir, le pregunté si estaba bien y me dijo que sí, sólo que le dolía el cuello, posiblemente se fracturó.

De forma inesperada reaccioné y miré a mi alrededor todo lleno de sangre:

– ¡Anabel despierta! ¡contéstame! ¡Anabel! ¿por qué no me respondes? – le dije yo desesperada.
– Vlabir por favor revisa cómo está Griselda y Alejandro.
– Ninguno me responde, los veo muy mal, tengo mucho miedo – me dijo Vlabir
– Salgamos a pedir ayuda rapidamente. Me parece increíble que a tí y a mi no nos haya pasado nada – Le comenté a Vlabir.

Yo estaba muy asustada, agobiada, en fin todo lo que te puedas imaginar en una situación como esa. Salimos a buscar ayuda en una casa cercana e inmediatamente llamaron a la ambulancia.

Estaba muy preocupada por mis amigos, la ambulancia llegó y a su vez un periodista de tipo amarillista, de esos que les encanta el escándalo y muy sarcásticamente escribe entre sus notas: Si quieres ver fotos exclusivas del accidente, entren a mi página web: www…. blz bla….
¿Cómo podía existir gente así en momentos como este? Me dieron ganas de matarlo. Pero suficiente sangre ya había visto.

El reporte de los médicos decían que uno de ellos, Alejandro, estaba muy mal y no sabía si sobreviviría, tenía cortado parte de su cuello. Griselda había perdido parte de los dedos de sus pies ¿cómo pudo suceder eso? y también fracturas en la columna. ¿Y Anabel? pregunté yo. Pero si sólo hay dos personas aparte de ustedes – me dijo el de la ambulancia. Vlabir y yo nos quedamos muy asustadas.
*********

«Cuando el infierno esté lleno, la muerte caminará sobre la tierra» (frase tomada de rotten.com)

* Inspiración: un sueño-pesadilla que tuve y lo escribí casi literalmente.

13 thoughts on “Hoy estás vivo, mañana quién sabe

  1. estupendo, digo la narracion; debe ser toda un caos una de esas situaciones, hace algun tiempo un amigo murio en una motocicleta, fue muy duro para todos, pero las cosas se controlan si se evitan lo limites.ey, que es eso de las personas vestidas de negro, «menos mal me quedan pocas camisetas de esas»saludos…un beso para ti

  2. Excelente don de la palabra. Disfrutar la vida es darle sentido y tener conciencia de lo que somos y a donde vamos, pero lo más importante es como vamos.

  3. Uajale, me recordó al fantasma de Balboa, un video que me mostró Noel en Youtube. Qué tal que la historia hubiera sido tipo Sexto Sentido: ustedes dos preguntando por sus amigos pero todos ignorandolas hasta que se acercan y miran y buahhhh se topan con sus cuerpos inertes y sangrantes, tonces se miran las dos y se ven como cadáveres… uahhh ya me dio miedo.

  4. Me alegro que solo fuera una pesadilla, por que los accidentes por el alcohol son demasiado habituales como para que no puedan pasar a nadie.Efectivamente, hoy estas aqui y mañana… nunca sabes. Un accidente, una enfermedad o quien sabe que. Mejor no pensarlo y vivir siempre lo mejor que se pueda.

  5. Ufff me estaba creyendo el cuento completo, hasta me preocupe por ti pues a pesar de que uno se siente bien a veces quedan secuelas que salen mas adelante.. por suerte era una pesadilla, pero ten cuidado

  6. hola!! Haciendo mi primer comentario en tu blog, xd.La muerte es simplemente un cambio de mision.. Que bueno que solo fue una pesadilla, de verdad que es como traumatico…Un saludo

  7. Hola Natalia!!Me he alegrado mucho cuando al final lo has aclarado todo y se ha quedado en pesadilla. Efectivamente la vida hay que aprovecharla y no hacer tonterías como la que narras en tu post.Quería también agradecerte tu visita a CALMA y dejar en mi post otro comentario.También si te aptece, puedes curiosear por mis blogs, tengo otras amigas peruanas que los suelen visitar con frecuencia.Besitos y gracias.

  8. Muy buena la narracion… Llego un momento que me dio tristeza la historia… Y es cierto es algo que siempre pienso.. Hoy estamos y mañana que? O dentro de un ratico que? Estaremos o no? Pero bueno la idea es vivir cada minuto a lo maximo. Saludos!

  9. no me había dado cuenta de que era una pesadilla hasta que he acabado de leerlo todo. Está muy bien este post y el blog. Saludos!

  10. ¡Muchísimas gracias a todos por sus comentarios!Miguel F. Barrios, pienso que lo escribí muy bien porque lo transcribí exacto a como lo soñé, todo me pareció muy real. Lamento mucho la pérdida de tu amigo, pero tienes razón hay muchas cosas visibles que se pueden evitar.Y de las personas vestidas de negro, pues ¿sería la muerte? No tengo nada en contra de las personas que se visten de negro, pues yo misma soy fan del color negro =pMuy bien Gallo Rojo, lo mejor es vivir el presente y si nos percatamos que algo va mal, lo mejor es tratar de solucionarlo y seguir siempre adelante. Gracias por visitar mi blog.Fue una pesadilla afortunadamente, estoy mejorando mi don de la escritura, no? jeje.Ay ya me diste risa Lou Goubreé, jajaja, ya sé de que video se trata, pero si hubieras estado en mi pesadilla y hubieras visto todo tal y cómo lo vi yo, pues a lo mejor si te daba mucho terror.Si, Jose, la vida es tan impredecible, nunca se sabe, de pronto una puede estar tan sana y al día siguiente puede suceder lo peor. El alcohol es mala compañía a veces, no soy muy consumidora de eso, creo que siempre sería la conductora asignada, jeje.Gracias Nadia, afortunadamente fue un horrible sueño y espero que nunca se convierta en realidad, pero igual las precauciones nunca están de más.Que bueno que estés por acá backangel, gracias por visitarme.Hola Paolita,vivir día a día es un completo milagro y no hay que desperdiciarla.Hola Milagros Sánchez!!Muchas gracias por la recomendación, estaré pendiente de tu blog. Sobre tu comentario a mi post, tienes razón, yo no desperdiciaría mi vida en esas cosas, creo que soñé eso por la muerte del muchacho que mencioné y de algún modo me hizo pensar en la vida.Hola Yeru$ha, que bueno verte de nuevo por acá, lo mejor es disfrutar la vida, pero no del modo que lo hice en mi sueño porque acabó fatal, y así no me gustó, hay mejor cosas, pienso yo.¿Y desde cuándo sueñas conmigo, Luneiro?Hola Alberto Chilet Rumi, bienvenido a la Luna, espero tenerte siempre de visita por acá. Saludos!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.