Fue sin querer queriendo

No quiso, pero bien que arruinó el cuadro de Pablo Picasso, dándole un codazo a la pintura llamada «Le rêve» (el sueño). Perforó la pintura, es lo que se dice, el tamaño del daño es de más o menos de una moneda de un dólar.
«Oh shit. Look what I’ve done. Thank goodness it was me» (Oh m**rda, miren lo que hecho, gracias a Dios fui yo).
Esas palabras dijo Steve Wynn (dueño de grandes casinos de Las Vegas y coleccionista de arte) cuando golpeó accidentalmente con la pintura. Según Nora Ephron, (testigo del incidente) dijo que Wynn levantó su mano para enseñar a un grupo de personas sobre el retrato de su amante Marie-Therese Walter, que pintó Picasso en el año 1932. De pronto sin querer queriendo, al retroceder su codo chocó contra el lienzo.
Ephron resalta que Wynn padece de retinitis pigmentosa (alteración de la visión). Según relatos se dice que Wynn había decidido reparar la pintura para quedársela.
Posted in Sin categoría

4 thoughts on “Fue sin querer queriendo

  1. pues la verdad …. se daño una gran pintura …ademas el mancito tiene plata que se la va a hacer… peor si lo hubiese dañado otra persona…ademas el dolor por dañar la obra es menos

  2. He leido que tenia apalabrada la venta del cuadro por mas de 100 millones.

    Efectivamente, menos mal que fue el. Imaginate que somos cualquiera de nosotros y tenemos que pagarselo… :s

  3. Eso si, es la verdad… jajaja imaginate… ahora que cuando Katherin (mi personaje en el juego de rol)se entere le va dar un soponsio…(jum no estoy segura de si se escribe así)… jajaja…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.