Frases del libro "Lolita" de Vladimir Nabokov

Lolita - Vladimir Nabokov

  • Hay dos clases de memoria visual: con una, recreamos diestramente una imagen en el laboratorio de nuestra mente con los ojos abiertos; con la otra, evocamos instantáneamente con los ojos cerrados, en la oscura intimidad de los párpados, el objetivo, réplica absolutamente óptica de un rostro amado, un diminuto espectro de colores naturales.
  • Nos enamoramos simultáneamente, de una manera frenética, impúdica, agonizante.
  • Hay que ser artista y loco, un ser infinitamente melancólico, con una burbuja de ardiente veneno en las entrañas y una llama de suprema voluptuosidad siempre encendida en su sutil espinazo para reconocer de inmediato, por signos inefables al pequeño demonio mortífero entre el común de las niñas; y allí está, no reconocida e ignorante de su fantástico poder.
  • Nos queríamos con amor prematuro, con la violencia que a menudo destruye vidas adultas.
  • En este mundo hecho de hierro forjado, de causas y efectos entrecruzados, ¿podría ocurrir que el oculto latido que les robé no afectara su futuro? Yo la había poseído, y ella nunca lo supo.
  • «Hay otro hombre en mi vida». En verdad, ésas son palabras feas para los oídos de un marido.
  • Bajo el sol de medianoche los sueños tienden a ser de vivos colores.
  • Ella llevaba una camisa a cuadros, blue jeans, zapatillas de goma. Cada movimiento que hacía en las salpicaduras de sol punzaba la cuerda más secreta y sensible de mi cuerpo abyecto.
  • ¡Oh, si fuera yo una escritora que pudiera hacerla posar bajo una luz desnuda!
  • Una niña moderna, una ávida lectora de revistas cinematográficas, una experta en primeros planos soñadores…
  • Y allí está ella, perdida entre todos, royendo un lápiz, detestada por los maestros, con los ojos de todos los muchachos fijos en su pelo y en su cuello, mi Lolita.
  • Ya todo estaba listo. Los nervios del placer estaban al descubierto. El menor placer bastaría para poner en libertad todo paraíso.
  • Que vuelva pronto, rogué, dirigiéndome a un Dios prestado.
  • Ningún hombre logra jamás el crimen perfecto; el azar, sin embargo, puede lograrlo.
  • …el cuarto se volvería «la guarida de un escritor»
  • Oh, Lolita, tú eres mi niña, así como Virginia fue la de Poe y Beatriz la de Dante.
  • Para que sepas, he sido asquerosamente traidora contigo. Pero no importa un comino, porque de todos modos tú dejaste de preocuparte por mí.
  • Imagíname: no puedo existir si no me imaginas.
  • …aplicar mis labios voraces a su corazón desconocido.
  • ¿Cuánto pides por tus pensamientos?
  • Mi niña, se sabía observada, que gozaba con la lujuria de esa mirada y hacía alarde de risas y jugueteos.
  • Era amor a primera vista, a última vista, a cualquier vista.
  • La miré y la miré, y supe con tanta certeza como que me he de morir, que la quería más que a nada imaginado o visto en la tierra, más que a nada anhelado en este mundo.
  • «Él me destrozó el corazón. Tú apenas me destruiste la vida».
  • Bueno, algún día, si quieres venirte a vivir conmigo… Crearé un nuevo Dios y le agradeceré con gritos desgarradores si me das una esperanza microscópica.

21 thoughts on “Frases del libro "Lolita" de Vladimir Nabokov

  1. Esta novela puede enorgullecerse de contar con uno de los comienzos más hermosos y evocadores de la literatura del pasado siglo, lo cual lleva a cierta confusión si se espera encontrar más de lo mismo en las páginas siguientes. La mordacidad posterior nos toma por sorpresa, quizá en un estudiado esfuerzo de quebrar el dramático contenido de la trama. Es este giro estilístico el que hace que esta obra no sea apta para todos los públicos, ya que ante esta moderna tragicomedia el lector no podrá evitar sentirse presa de sentimientos extremos, ya sean de repulsión o de entusiasmo.
    Reseña completa: http://www.aintervalos.com/2011/11/lolita.html

  2. es muy obvio que los artistas que musifican, no pueden materializar el amor
    en la realidad es una infamia de un cuadro ideal, ta bien, por eso son genios, cuando escriben y desean…

  3. Me enamoré perdidamente de mi profesor de comunicación en un instituto despues de salir del colegio y aún lo amo, han pasado 9 años desde que lo vi por primera vez y siempre será lo que yo más quise..simepre seré su lolita y él mi amado…lo mejor!! aunque me hizo sufrir!!…es increíble como alguien puede romper tu corazón y sin embargo sigues amándole con cada uno de los pedacitos…

    • todos nos hemos enamorado de un profesor o alguien parecido, pero creo que pocos hemos llegado a amarlo, nos gusta y todo, a mi me encantaba mi profesor de sociales, pero el amor por el se me paso rapido, hay que entender que hay momentos en el que no puede ser y ya, yo no creo en esa manera de amar, jamas me he enamorado de verdad, no porque no pueda, en realidad no quiero, se que es sentir amor, pero enloquecer por una persona mayor o menor o igual, realmente no. y llegar a sufrir de esa manera por un amor, mucho menos.

  4. Me resultó difícil leer otros autores después de leer Ada o el ardor, porque me parecía imposible disfrutar tanto como disfruté con cada frase y párrafo de este delicioso libro. Solo Faulkner y Proust consiguieron elevar mi espíritu a los niveles que había conseguido llegar con Nabokov. ¡La morada del puro deleite! De hecho, nada hubo nunca comparable con esos intensos e inolvidables días que pasé inmerso en la impactante lectura de Ada o el Ardor.

    • ESTOY DE ACUERDO LOLITA ES UN LIBRO DESCRIBIDO DE UNA MANERA TAN SINCERA EMOYIVA Y DESGARRADORA QUE APESAR DE LA OLEMICA Q CREA ES UNA HISTORIA QUE MERECE SER CONTADA

  5. Me sumergí tres días en la lectura de este libro. No sabría explicar las ansias de consumirlo todo, la manera en la Humbert Humbert expresa el amor hacia su lolila, loly, lo. Me encató, quisiera ser para alguien ese alguien que le haga suspirar y se eleve al nivel alto de la exaltación de otro ser en el amor.
    Excelente manera de describirla. +100

  6. ese libroo m trae reuerdo de mi mejor amiga la kual ya no se encuentra conmigoo pero era su libroo preferidoo por esoo para mi tiene un valor sentimental saludos

  7. Esta tambien es muy buena: Había dejado de ser Humbert el Canalla, el gusano degenerado de
    ojos tristes aferrado a la bota que lo echaría de un puntapié. Estaba por encima de las tribulaciones del ridículo, más allá de las posibilidades de retribución. En mi serrallo exclusivo, era un turco fornido y radiante que, con plena conciencia de su libertad, posponía deliberadamente el momento de gozar.

  8. ¿Alguien podría por favor indicarme en qué página aparece la siguiente frase? “Hay que ser artista y loco, un ser infinitamente melancólico, con una burbuja de ardiente veneno en las entrañas…”
    Gracias de antemano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>