El misterio de Laila

Laila, una chica de ojos expresivos, bastaba con mirarte para que pudieras ver su alma, aquellos ojos brillantes que han llorado mucho por un sufrir misterioso; de cabello negro como la oscuridad fría que suele encantarle, piel blanca como la Luna, voz dulce como suaves cantos armoniosos para un bebé y una sonrisa que te obliga sin pensarlo a devolverle otra sonrisa.

¿Pero qué tiene Laila hoy? ¿Por qué no sale de su encierro y solo llora?

Hoy está triste, hoy no ríe. Se asoma a ver la luna, su cabeza piensa y piensa en tantas cosas, sus ojos comienzan a ponerse más brillosos por las lágrimas que comienzan a brotar y a recorrer su cara, la tristeza la invade desconsoladamente, siente que ya no tiene más fuerzas para seguir, pero debe hacerlo.

¿Qué la pone triste? ¿Qué es?
Calla en su más profundo silencio, ¿por qué no dice nada? Eso parece un libro de misterio de los que lee Laila… Yo misma soy un MISTERIO….

Posted in Sin categoría

3 thoughts on “El misterio de Laila

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.