El día que me quieras

Es tan incomprensible el amor en todas sus facetas. Yo no las entiendo desde cualquier perspectiva. O es o no es. Se siente o no. Te quiero, pero… ¡bah! Las excusas surgieron para no realizar lo que uno realmente quiere hacer, ya sea por miedo o por algún otro motivo que a la final pienso que llevan a lo mismo. Me surgen tantas dudas.

Sólo espero un poco de amor, aquel que no importa su brevedad mientras sea sincero, puro, desinteresado. Creo que mi mayor problema es no pode definir a tiempo las cosas, hasta que me doy cuenta que estoy dentro de algo que desconozco. En esta guerra siempre habrá heridos.

Aquella pieza de tu rompecabezas está unida con otra y encaja bien porque así lo dispusiste. Es tonto e imposible querer poner otra pieza en ese lugar, aunque se vea bonito. Lo peor es que quiero estar allí. Hago bien, hago mal.

El día que me quieras ante cualquier laberinto infortunio e incierto, quizá seré una persona que finalmente haya comprendido de aquellos sentimientos perdidos y enterrados que alguna vez nacieron en mí. Quiero aprender a confiar, a arriesgarme, a enamorarme.

3 thoughts on “El día que me quieras

  1. Muy cierto, a la final lo mas hermoso es lo mas sencillo y se espera a alguien con quien compartir, ese complemento, tu post me ha recordado a Gardel, muy hermoso!

  2. De lo que he aprendido del amor, es que no es mágico por si mismo, sino que nosotros somos los magos que presentamos nuestro acto a la persona amada y es ella quien ve realizarse la magia a través de nosotros.

    P.d. me gustó tu blog lo voy a agregar a mi lista de favoritos, sigue publicando 🙂

  3. So che non mancherà di tenere la tua vita, dopo tutto quello che era sempre una persona forte, ben presto arrivò che potrebbe essere per te, fret non solo la vita e andare avanti, ricordate che a distanza in modo da essere sempre urlare per voi.

    Controlla la tua posta.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.