Drácula

Buenooooooo, es de noche, está lloviendo, un tipo loco afuera de mi casa hablando por celular haciéndose pasar por quién sabe quién, ¡me está matando de risa éste tipo! jajaja. En fin, is him life.

Estos días he estado con la mente un poco cerrada, y no he podido postear, aparte que tengo una que otra preocupación de las que nunca faltan en esta vida tan compleja.

Hoy he decidido escribir sobre un personaje muy interesante, misterioso y que con el tiempo no deja de ser olvidado, hablo nada más y nada menos que de: ¡Drácula! si si leyeron bien, ¡Drácula!

Buscando información, me doy cuenta que drácula también es una orquídea, que pertenece a un género con 118 especies (eso dicen, yo no sé) de esta extraña flor.

Su nombre significa dragón, haciendo referencia al extraño aspecto que presenta con dos largas espuelas que salen de los sépalos. Increíble, ¿no?

Drácula

Gran personaje de ficción y el vampiro más famoso del mundo, creado a fines del siglo XIX por el Irlandés Bram Stocker.


Stocker se inspiró para la creación de este personaje, en una antigua figura conocida, la de Vlad Tepes, príncipe de Valaquia, por su maldad llamado «el diablo» (dracul).

Drácula o el conde de Drácula (fíjense que era conde! pues algo esconde?) es el elemento de la maldad, de lo que es cruel y repulsivo, o sea el chico era malito, hay que aceptarlo 😛 (ahora me acordé del juego de castlevania n_n).


No se sabe con certeza como es que el mismo se llegó a convertir en vampiro, pero se comenta que pudo haber sido hace muchos siglos atrás, en una noche de muertos, el día en que llegó a su adorada Transilvania por primera vez, y es así donde se quedaría el resto de sus días.

Un personaje de gran poder económico y además poseedor de astucia e inteligencia. Físicamente podemos describirlo como un hombre alto, de cara alargada y pálida , nariz puntiaguda, cejas abundantes, y boca atacante por sus dientes afilados que sobresalen de sus labios rojos.


Yace en algún lugar de Transilvania, vestido elegantemente con un smoking y capa forrada de rojo, así está a la espera del momento en que la oscuridad invada, para poder salir de sus ataúd, y atacar a sus nuevas víctimas para extraer su exquisita sangre. Al salir, asume la forma de un murciélago.

Pasa dormidote todo el día, (que buena vida eh!) un rayo de luz podría ser fatal para él. <– mentira! es para pasar dormido jeje. ¿Qué puede matar a éste extraño ser? Unos dicen que algunos talismanes o hierbitas, hay quien dice que el ajo también los espanta; y por tradición pues solo se pueden aniquilar a los vampiros clavándoles una estaca en el corazón. Mmm… si los vampiritos éstos son como Brad Pitt o Tom Cruise, los de "Entrevista con el vampiro" pues yo no los mataría 😛 Y ya hablando muy aparte de eso, no se confien en los murciélagos (si si si, se preguntarán ¿por qué? y no me refiero a Drácula), a mí me mordió uno de verdad! no bromeo, no es nada agradable eh. Quién me manda irme de exploradora por lugares extraños (bosques) jeje. Es que no tenía mi batimóvil 😛

Digo yo que después de la mordida no he tenido efectos secundarios o si? A lo mejor por eso no me gusta el día, y adoro la noche, casi casi que me derrito en el contacto con el sol. Saludos Vampirezcos buajajaja!!

Posted in Sin categoría

2 thoughts on “Drácula

  1. ¿Quien no ha tenido pesadillas con el? Jejejeje. Pero es que siempre tiene que haber algun «malo» al que temer en las historias.En fin, que espero que el murcielago ese no te pegara nada. A ver si nos vas a morder y… :s😉

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.