Berlín

Conociendo Berlín

Un viaje no te lo crees hasta que lo realizas. Ya tenía el pasaje de avión y la maleta lista para emprender mi primer viaje a Europa. Aunque solo iba a estar en Berlín, igual me emocioné mucho. Gracias a una oportunidad con una beca otorgada durante mis estudios universitarios, logré alcanzar este sueño poder reencontrarme con otros chicos beneficiarios de esta beca. ¿A quién no le gustaría que le paguen todo durante un viaje?

Mi Soundtrack oficial del viaje y que descubrí en el avión.

El viernes 14 de junio salí de Quito hacia Guayaquil y luego a Ámsterdam. Mentalmente ya estaba lista para emprender un largo viaje de aproximadamente 12 horas. Todo mundo me recomendaba comprar alguna pastilla para dormir porque el viaje es muy largo, sin embargo la emoción me ganó más, que ni me atreví a tomar la pastilla, siempre me dio algo de temor. ¿Y si ya no despertaba? ¿Y si todo eso ya era un sueño? Nadie quiere estar en un ‘Inception’ real.

El primer aterrizaje después de cruzar todo el Océano Atlántico fue el aeropuerto de Ámsterdam. Nunca vi un aeropuerto tan grande. Daba un poco de temor a enfrentarse a un nuevo lugar donde tienen una cultura totalmente diferente y el idioma no es el español. Pero allí estaba lista para un vuelo más, esta vez hacia la ciudad destino: Berlín.

En la tarde del sábado llegué al aeropuerto de Tegel en Berlín, el calor veraniego ya se sentía, el clima era soportable. Fui al hotel para descansar y lo primero que te impacta es que siendo las 7pm estaba un solazo, pero no hacía mucho calor. Los que ya estábamos en Berlín nos reunimos para cenar y poder compartir con el resto del equipo. A pesar de que fue un día cansado, intentamos aprendernos los nombres de todos. La calidez y amistad se sentía desde ya. Luego de comer y a pesar del cansancio del viaje, conocer la ciudad era ley. Caminar siempre fue una buena opción y había que aprovechar que el sol se ocultaba recién a las 9:45pm.

Aeropuerto Tegel, Berlín.
19h30 en Berlín y el sol como si nada.

El día domingo fue interesante, porque según el programa, todos en grupo íbamos hacer un paseo por los lugares más relevantes de Berlín. Empezamos por el Centro de Berlín hasta llegar a la Puerta de Brandeburgo. Un lugar realmente emblemático de la ciudad. Era increíble estar en un lugar donde sucedieron momentos históricos realmente trascendentes y ver el contraste con la actualidad, fue impresionante.

Puerta de Brandeburgo. Instagram: https://www.instagram.com/p/BzLpEPegi1f/

Nuestra segunda parada fue en Regierungsviertel (Distrito Gubernamental). La arquitectura del Edificio Reichstag impresiona a primera vista por su dimensión y diseño. Cada detalle de su construcción valía la pena fijarse ya que era otro espacio arquitectónico que también fue escenario de la Batalla de Berlín.

Subimos hasta la cúpula superior, desde allí se podía divisar toda la ciudad. Era el momento perfecto para sacar muchas fotografías. Estando en grupo fuimos rompiendo las barreras del idioma con el resto del grupo, eran genial compartir con ellos.

Después de salir del Edificio Reichstag, fuimos al parque para poder disfrutar de un almuerzo tipo picnic. Aquí fue grandioso podernos conectar con un Berlín con muchas áreas verdes, sentir la tranquilidad y sobre todo compartir con el resto de compañeros.

Pretzels

Mientras caminábamos, pasamos por el Monumento a los judíos asesinados en Europa. Tanta historia en un solo lugar, me quedé sin palabras.

Monumento a los judíos asesinados en Europa.

Posteriormente fuimos al Bundesministerium der finanzen (Ministerio de Finanzas) actualmente, pero antes fue un departamento del gobierno durante el período de la Alemania Nazi. Está situado en pleno centro de Berlín.

Bundesministerium der finanzen (Ministerio de Finanzas).

Caminando llegamos una exposición y museo llamado “Topografía del terror” y posteriormente nos dirigimos a Checkpoint Charlie. Este último lugar fue impresionante, ya que en el tiempo en que Berlín fue dividido, este fue el más famoso de los pasos fronterizos del Muro de Berlín.

Muestra «Topografía del terror»

Al día siguiente nos esperaba un día de faranduleo, por no decir que íbamos a conocer gente importante, ya que visitamos el Ministerio de Relaciones Exteriores. Tuvimos la oportunidad de conocer al Ministro de esta institución Heiko Maas y a otros personajes importantes. Gracias a ellos, por hacer que estos lazos creen oportunidades para los nuevos estudiantes. Fuimos parte de importantes paneles y de una exposición fotográfica.

Cuando creí que todo era maravilloso, me dio una gripe fuerte por el cambio de clima, pero no me rendí porque era mi gran día porque tenía que participar en un panel y compartir mi experiencia como becaria. Mis compañeros me alentaron mucho, me dijeron que no me ponga nerviosa y que no me preocupe por la gripe, que todo iba a salir bien, confiaban en mí. Eso valió mucho más que cualquier otra pastilla que me pude haber tomado para calmar mi enfermedad. Finalmente participé y lo logré. 

Luego de mi tragedia con la gripe, me sentí mejor al día siguiente cuando visitamos la Freie Universität Berlin, una universidad pública que ha creído en el potencial que tienen los jóvenes en el estudio. Esta universidad ha recibido a muchos estudiantes y tuvimos la oportunidad de poder estar en una clase de política, fue realmente interesante. Hasta pudimos almorzar en el campus universitario. Conocimos a una chica ecuatoriana que fue nuestra guía en la universidad y nos iba indicando los diferentes espacios de este centro educativo. 

Freie Universität Berlin.

A pesar del poco tiempo, era el momento de regresar a casa. Volví con una gran experiencia, con el corazón más ancho porque hice nuevos amigos y con una nueva visión de todo. Me siento muy agradecida por toda esta oportunidad. Pueden ver más fotos de mi viaje en mi cuenta de Instagram.

Berlín nocturno
Souvenirs de Alemania

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *