¿Qué tan importante es la palabra?

Actualmente ser un «hombre de palabra» no tiene ningún tipo de validez. Ahora los «papelitos hablan», es decir, que sino exisitiera un documento que pruebe lo que realmente se habló, no hay prueba alguna que dé validez. ¿Por qué permitimos llegar hasta este extremo? ¿Qué pasó con el valor de la palabra?
Leamos cómo en otros países lejanos de occidente aún siguen manteniendo el valor de la palabra:

Para los Tuareg, habitantes del Sahara, aliento y alma son lo mismo, es por ello que para protegerla usan un velo de fina gasa que cubre la cara.

El Rey Africano no acostumbra alzar la voz porque sabe que eso es un recurso femenino.

Para los Dibi de Malí, la palabra que carece de verdad pudre la sangre de quien la emite.

Para los Dogon, la mala palabra carece de «granos» (poder germinal) simplemente está muerta. También cuando un hombre habla acostado la palabra es secreta e íntima.

En el siglo XIX, para los Caciques indios de los Estados Unidos, decían que los blancos tenían dos lenguas, porque la misma servía tanto para decir la verdad, así como también para mentir.

Algunos pueblos de Zaire tienen la creencia de que contar de día provoca la muerte de la madre y en menor medida la del padre.

En Burkina Faso, la palabra dicha de manera acostada es seria y confidencial, mientras que si se dice sentado no tiene mucho valor.

Para los Shuar, escupir mientras se habla es señal de que se está hablando la verdad, de lo contrario es signo que miente, puesto que la boca se seca cuando se dice una mentira.

Los Aztecas y los Quechuas, representan la palabra de manera gráfica con una voluta de humo que sale de su boca.

El nombre quizá para muchos de nosotros sólo es una forma de identificarnos. Es como una especie de código para saber que hacen referencia a nosotros, pero para otras culturas, el nombre tiene una mayor significación.

Los Guaraníes consideran que su nombre no puede estar en boca de todos y aceptan cualquier nombre que les den en el registro civil, ésta sería una manera de disfrazar su verdadero nombre.

Para los Tumeherá el verdadero nombre de una mujer, no lo puede saber ni el esposo. Los nombres de ellas son conocidos como «nombres de perro».

En el caso de los Nivaclé el nombre va mutando dependiendo de los distintos acontecimientos en los que haya vivido.

En África central, cuando alguien muere, el nombre también; y si se ha tomado el nombre de un animal, a éste debe buscársele otro.

Para los Yaganes, mencionar el nombre de un difunto es una ofensa.

Al hablar de la palabra, también nos referimos al silencio. Sin el silencio la palabra misma no tendría un significado profundo. Los que valoran poco la palabra, tampoco dan un significado al silencio.

«Silencio es la sombra que envuelve a la palabra»

«Si la palabra construye la aldea, el silencio edifica el mundo»

«El secreto pertenece a quien calla»

«Aprende a escuchar el silencio y descubrirás la música»

De la palabra viene el discurso. Ésta no es individual y tiene que poseer claridad, estilo y coherencia.

En algunas tribus africanas, para dar mayor claridad a sus discursos se liman los dientes.

Los Dogon se ponen anillos en los labios. Mientras que para escuchar se ponen aros en los lóbulos de las orejas.

La palabra es una responsabilidad individual, pienso que aún se puede rescatar su valor y puedes comenzar contigo mismo.

Fuente :

Texto: Celebración del Lenguaje de Adolfo Colombres.
Imágenes:
Diginformación
Rincones lejanos
Photos Igougo
Picasa I Ball

Photobucket
Posted in Sin categoría

8 thoughts on “¿Qué tan importante es la palabra?

  1. me gusto lo de que alzar la voz es de mujeres xDDDD es taaaan cierto!!!

    y lo que menos me gusto fue lo de que nuestros nombre sson nombres de perro ¬¬

    genial pooost!!! *****

  2. Muchas gracias por usar las palabras y decir todo esto..

    Me gustó mucho el "caso de los Niclavé"… Me gustaría poder cambiar el nombre según lo que el día me depare… Y claro, estoy de acuerdo contigo en la cuestión principal: el valor de la palabra… A lo mejor y nosotros si podemos hacer algo para que la palabra recupere el valor… Palabra de humano.

    Saludos y suerte

  3. …hace algún tiempo fuí muy aficionado a las peleas de gallos, y de hecho yo tuve dos gallos campeones cubanos.

    En ese ambiente la palabra es ley porque se apuesta sin firmar. Y todos cumplen su palabra.
    Nunca conocí un gallero que no pague una apuesta.

    De ahí viene el famoso:
    "Palabra de gallero, palabra de caballero"

    Saludos lobita.

  4. Asunto: Solicitud Intercambio de Enlaces

    A/a. Webmaster o encargado del mantenimiento de la página WEB

    Estimado Señor:

    Estamos interesados en un intercambio de enlaces con su web

    Nos gustaría que nos enlazara en su página con el
    siguiente código:

    Audifonos – Especialistas en Audicion

    Nosotros le enlazaremos desde nuestra web: http://sonosalud.com

    desde la página de Enlaces.

    ¡Si está interesado sólo es necesario que acceda a

    http://www.sonosalud.com/BLANK/Links/Links%20alternativo.htm

    (Esta url esta accesible desde nuestra página principal, pulsando sobre el botón LINK
    arriba a la derecha.)

    y complete el formulario con el que inmediatamente incluiremos un enlace hacia su página WEB.

    Atentamente:

    Dpto. Técnico
    sonosalud.com
    wandaloop.es

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.