¿Qué significa ser Maquiavélico?

Nacimos bajo un molde de ética

Desde pequeños, las personas que nacimos dentro de un entorno familiar, nos han criado con la idea de que existen cosas buenas y malas, de que se debe hacer lo correcto y no lo incorrecto, limitándonos así a conocer el mundo por nosotros mismos. Y quiénes se han criado en un entorno social diferente al familiar, saben que el ser humano es malvado por naturaleza.
El que tiene poder sabe que debe actuar de cierta forma para incrementar o conservar ese poder, todo es un juego muy bien calculado. No establece una lógica entre lo que es y lo que debe ser, simplemente busca un objetivo.

El realismo de Maquiavelo

Maquiavelo en sus obras nos muestra mucha de sus reflexiones y observaciones sobre la política, esto surge de su contacto con la realidad.

“Nunca se conoce toda la verdad del pasado…”

Por el único hecho que vivamos en otro época diferente al de nuestra historia pasada, pueda que tengamos el privilegio de analizar más profundamente con otros sucesos y comparala, pero también tenemos la desventaja de no conocer una verdad completa porque se suprimen hechos o surgen/amplian otras por conveniencia de los poderes que gobernaban en determinada época. Esto no es algo que sólo pasó antes; actualmente esto sigue vivo en la política actual, viven de la conveniencia. Esto nos conlleva a hablar más sobre la política y quienes son actores de la misma, se convierten en “animales políticos”.

La antropología de Maquiavelo

El ser humano crea sus pasiones y deseos; es ahí cuando aparta su razonamiento y sus límites para conseguir lo que quiere, es decir nace la ambición y la insaciabilidad. Esta ha sido una de las mayores causas de conflictos entre personas, porque se combate por ambición de poder, dinero, placer, etc.

La ambición humana nunca cesa. Cuando hay ambición también hay envidia, lo vemos frecuentemente y nos pasa a nosotros mismos. Por ejemplo: Cuando alguien cercano a ti tiene un iPhone, tu te mueres por obtener uno también y te nace esa ambición. Acumulas dinero y harás lo que sea por tener tu iPhone. Es capitalismo, ciertamente.

“Los hombres están inclinados más al mal que al bien…”. “…los hombres no hacen el bien más que forzados…”

Maquiavelo en estas dos frases tiene toda la razón. Analizando el hecho de que actualmente esta generación se deja llevar por su entorno, por el qué dirán, etc. Pretenden actuar de una manera éticamente correcta, porque hacer lo contrario podría afectar su reputación o sería una total vergüenza para los demás. Aparentar, parece ser un gran escudo ante el ataque del qué dirán. Muchos famosos dicen ser altruistas, donando dinero a sus fundaciones para ayudar a las personas de escasos recursos que son explotados por fábricas de ropas de marca que visten los mismos famosos.

El breviario del hombre público

Entendemos por político a un hombre que pretende establecer un orden dentro de una sociedad bajo leyes y que vive en búsqueda y mantenimiento del mando público. Crea sus propias reglas y principios éticos. En la política no existe lo puramente bueno o lo puramente malo, se mezclan. Porque si desea conservar el poder, se está obligado a ser malo algunas veces.

“El fin justifica los medios”

Como una persona que forma parte de una sociedad, siempre somos los que pagamos los platos rotos ante las leyes políticas mal manejadas por el gobierno. ¿Quién no ha oído hablar de pobreza, analfabetismo, hambre, enfermedades, guerras, etc.? Vivimos en un mundo donde sino se reclama, nadie nos hará caso. Muchas guerras pasaron, guerras presenciamos actualmente y seguramente más guerras vendrán. Todo llevó a un proceso de cambio en la sociedad, para bien o para mal, no somos la misma sociedad de hace 100 años.

Sé que el gobierno de cada uno de los países en los que habitamos son un asco (en el caso de latinoamérica es aún más), pero a la final, son un mal necesario. ¿Por qué? a pesar de poner mano dura y de que nos manejan como fichas de ajedrez (como dice una canción de Shakira), necesitamos que alguien haga el trabajo sucio para que sobrevivamos como nación. Lamentablemente no hay persona demasiado buena o suficientemente honrada como para hacer políticas que beneficien a la sociedad. Es la realidad que vivimos, el ser humano es malo por naturaleza, pero por su naturaleza de la ambición e insaciabilidad.

Nati Wolf

Fuente: BRAUN, Rafael. “Reflexión política y pasión humana en el realismo de Maquiavelo”. Buenos Aires – Argentina. 2000.
Photobucket