¿En realidad, los lunares son sexys?

Habría que hacer una encuesta primero, pues a mi parecer creo que si lo son, marcan características únicas, es como nuestro sello personal.

Aunque se deben tener mucho cuidado con los lunares, pues si tienes muchos, habría que ir al médico (no es normal, y eso me refiero a cantidades exageradas de lunares), pero si tienes pocos y no son grandes, o sea que presentan apariencia normal, pues no hay problema.

Hay casos en los que si son necesarios un pequeña intervención quirúrgica, como acabo de mencionar si el lunar es grande, como fue el caso de Enrique Iglesias, si hubo necesidad de quitárselo, porque podría haber sido cancerígeno.

Retomando un poco, sobre la pregunta que hice, aquí les muestro algunas famosas cuya característica llamativa es su lunar:

 Como primer ejemplo y la más conocida obviamente es Cindy Crawford, en esta foto y exhibiendo su característico y ya famoso lunar sexy.


También es importante mencionar a Marilyn Monroe, que aparte de su belleza, atraía la mirada de muchos por su lunar.
Ana Layevska otra ejemplar que posse lunar en su rostro.
Inés Sastre, actriz española, digamos que también salió favorecida al tener un lunar cerca de su labio superior.
Luisana Lopilato, actriz y modelo argentina, aquí con su mirada atrayente y lunar sexy.
Olvidaba mencionar que yo también poseo un lunar en mi cara, cerca de mi boca, un poco más abajo de mi labio inferior, yo no lo veo sexy ni nada, pero como dije antes es mi sello personal.
Posted in Sin categoría

15 thoughts on “¿En realidad, los lunares son sexys?

  1. oxi, só fui entender o que era «lunar» quando terminei de ler! o_O hauah…acho legal esses teus posts, não consigo colocar tanto conteúdo assim nos meus..e sí, moças muito bonitas, inclusive você com seu lunar, Nati! =O deverias postar mais fotos suas 😀=o*****

  2. Lo único que no me gusta de lunar es que es un lunar ajeno 🙁Yo tengo muchos lunares, 10 minutos al sol y me aparece uno nuevo. También tengo uno que quiere ser tumor cuando grande jajaja.

  3. esos lunares son sexys en la etapa de su juventud, llegado el momento los demás sólo desearan que les quiten la verruga… jajajaja, es serio, no hay que pensar en el deseo a la mujer sólo en el momento, tienes tambien que pensar en el momento de levantarte a su lado, y eso si seria feo… jajaja, saludos…

  4. y eso de levantarse, es cuando ya esta pasaita de año… tampoco que uno sea un adonis, pero ni forma, una cosa es la barba masculina, otra cosa, es la jungla en la verruga femenina… igual, la mujer (la de uno) es la carta de representación de lo mejor y más lindo que tiene uno… tu sabes, llenar los espacios que uno no puede ante los demás… jajajaja

  5. PERDÓN!!! en letras mayusculas NO QUISE OFENDERTE, sólo queria postear de una manera jocosa lo que pienso… bueno, y ahora siendo adulador… no pues, si se ve divis, pero divis en ti… besos y abrazos… Y PERDÓN!!! la Megumi me hizo caer en mi error de no haber leido por completo el post… PERDÓN, PERDÓN… se que no soy una belleza, pero siempre es bueno reirse, no?

    By the way, no quise borrar los anteriores post, porque nada se logra ocultando lo ya hecho… espero comprendas que lo escrito fue sólo por comentar, nunca por ofender.

  6. jajaja, tranquilo como Camilo 😛
    pues no hay problema, yo no me enojo, solo que también me dio risa, jeje, pero ya que dijiste perdón, lo aceptaré sin problemas, y tu tranquilo que por acá todo bien.
    Saluditos y besos

  7. Hola, hasta que por fin puedo entrar… evidentemenet no de mi pc… hay que tristeza…

    Así es el Guardian… a lo bien el no leyó… jajajaja…

    Cuìdate nena..

  8. Para mi desde luego no existe discusión, Evidentemente que son sexys. Sexy, sexy. Y si no mirar una clara muestra en tu priemra foto, la maravillosa Cindy Crawford

  9. LUNARES

    “¡Ay, que bonitas manchitas, si no me amas me marchitas!”

    Son míos los lindos lunares,
    por cierto crepusculares,
    negros, color obsidiana,
    de una primorosa dama.

    Todos éllos son redondos,
    de sentimientos muy hondos,
    son pintitas, cual joyel,
    pintaditas con pincel.

    Como oscuro moscatel,
    que le adornan bien la piel,
    andan cerca de sus labios,
    me dan ganas de besarlos.

    Coquetos en la mejilla,
    situados en la barbilla,
    son reflejos de la luna,
    en mujer como ninguna.

    Aquel pegado a los ojos,
    es dueño de mis antojos,
    el de arriba de la ceja
    el corazón lo festeja.

    Son de un influjo benigno,
    signos de su rostro digno,
    el misterio los envuelve,
    ni la magia los disuelve.

    Sus embrujos son tan castos,
    ¡lindo enigma de esos astros!,
    yo, quisiera interpretar,
    fantasear, poder soñar.

    Profetizar, por su forma,
    la señal que los conforma,
    ver en éllos el futuro
    para hacerles un conjuro.

    Augurar feliz destino,
    que un hechizo sea su sino,
    adivinar buena suerte,
    ojala que mi alma acierte.

    Y, si es en vano el intento,
    no hay encono, me contento,
    lunares son . . . esas pecas
    que, si las tienes, no pecas.

    Autor: Lic. Gonzalo Ramos Aranda
    México, D. F., a 11 de enero del 2013.
    Reg. SEP Indautor No. 03-2012-030612580800-14.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.